• LOGIN
  • No hay productos en el carrito.

Clases online: abriendo posibilidades

Cuando empecé con mis primeras clases de español, hace 10 años, ni siquiera imaginaba esta posibilidad. En la academia en la que trabajaba una compañera inglesa sí que daba clases de inglés por teléfono, clases sin concertar en las que el alumno cuando tenía una espera en el aeropuerto la telefoneaba y si ella estaba disponible tenían una clase. En ese momento me pareció algo bastante complicado, y se me ocurrían muchas barreras.

Sin embargo, esas clases telefónicas ya ofrecían lo más importante que en mi opinión tienen las clases online hoy día: son personalizables para la situación concreta de CADA alumno o alumna. Esto quiere decir que se pueden adaptar tanto en flexibilidad horaria, en la metodología que mejor se ajuste a cada personalidad y cada experiencia previa, y a los objetivos concretos a corto, medio y/o largo plazo que se tengan.

Por otro lado, abren las posibilidades de llegar a una formación que puede mejorar su vida personal o laboral a un público que antes no podía acceder a ella. Evidentemente los cursos de español en las aulas ofrecen una experiencia diferente, sobretodo cuando son en España y se combinan con una inmersión lingüística real. Pero según mi experiencia, la mayor parte de este público extranjero que viene unas semanas a realizar un curso intensivo de español con actividades culturales es joven, universitario, etc… Yo que soy madre de dos hijos pequeños y trabajo por cuenta propia, sé que es muy difícil para nosotras por ejemplo disfrutar de esa posibilidad. Sin embargo la realidad laboral de hoy exige una formación continua y reciclarse varias veces en la vida.

De entonces hasta ahora, ¿por qué elegir clases online?
Mis primeras clases como profesora de español online fueron en 2011 para que los alumnos que venían a realizar un curso intensivo a la academia pudieran completar a su vuelta el nivel del MCER que habían empezado aquí, o realizar el siguiente nivel. Por tanto, partían del curso presencial.

Las clases online que imparto ahora consiguen que los alumnos y las alumnas alcancen una competencia comunicativa real gracias a todas las plataformas nuevas, dispositivos, y medios digitales que han ido apareciendo, y que lo hagan integrando las clases en su día a día compatibles con sus obligaciones familiares y laborales. No compartimos el espacio físico, pero nos beneficiamos de todas las oportunidades que proporciona Internet para trabajar con material real, comunicación auténtica alejada de la dura gramática y los libros de texto tradicionales. Es muy fácil e inmediato usar vídeos de las noticias, fragmentos de series y películas, material de youtube, mapas de ciudades que queremos visitar, y trabajarlo todo con documentos conjuntos de Drive sacándole el máximo provecho para conseguir el objetivo final de cada alumno gracias a que son clases one to one.

Por tanto ahora parto de las clases online, para luego ofrecer la posibilidad de una inmersión lingüística «relajada» y que no es imprescindible. Es una oferta a mis alumnos para conocernos, conocer donde vivo, y que utilicen lo aprendido en escenarios de comunicación real. Pueden venir con sus familias, y realizar el curso en el aula o sólo disfrutar de la estancia y las opciones culturales y de ocio.

Veremos donde estamos en 10 años.

top
X